LA FILA DE LOS MANCOS

Benicio del Toro

http://lafiladelosmancos.blogspot.es/img/BeniciodelToro.jpg 

 

Benicio... Un nombre horrible para un actor extraordinario.

 

Benicio acaba de cumplir los cuarenta, pero aparenta diez años más. Tiene cara de haber consumido sustancias no muy buenas para su salud, aunque no arrastra precisamente una gran fama de yonqui reconocido. Las canas han invadido su melena leonina demasiado pronto, y él no se ha molestado en teñirse. No es de esos. Tiene carácter (Por cierto, hablando de tintes y aunque no venga al caso, he visto imágenes de Don Johnson en Cannes, con el pelo teñidísimo y la cara liftingueada y... madre mía Don. ¡Que ya no eres un chavalín!).

 

Siempre he pensado que estoy unida cósmicamente a él. Cumple años el 19 de febrero, el mismo día que mi mejor amiga. Nació en Santurce, igual que mi madre (la mía en el bilbaíno y Benicio en el puertorriqueño ;-D). Es el prota de mi película favorita: 21 gramos... Bueno, que todo son chorradas, pero cuando le veo en acción, no puedo evitar que se me ponga la carne de gallina ante este camaleón latino.

 

Benicio, en vez de de Santurce a Bilbao y por toda la orilla, ha ido de Santurce a Hollywood (Jollivú pa los españoles). Pero no directamente, sino despacito, ganándose la fama poco a poco y a pulso. Este gigantón (mide 1'88 m), nació en 1967, y es hijo de dos abogados (Gustavo y Fausta). Su madre murió de hepatitis cuando Benicio sólo tenía nueve años, y el padre se llevó al pequeño y a su hermano a vivir a una granja en Pennsylvania.

 

Empezó a estudiar derecho, pero enseguida empezó a interesarse por la interpretación y a aparecer en obras de teatro de la universidad. Fue entonces cuando tomó una determinación. Quería ser actor. Dejó la carrera diciendo a su padre que iba a empezar empresariales. Mentira cochina. Se fue a Nueva York a estudiar arte dramático en The Square Acting School y ganó la beca para ir al prestigioso Stella Adler Conservatory en Los Ángeles.

 

Finalmente, debutó en la serie Corrupción en Miami en 1984, y en el cine, con un papel en Big Top Pee - Wee, en 1988. También hizo de extra en 1987 en el videoclip de La isla bonita, de Madonna.

 

Su salto a la fama fue en el film 007, Licencia para matar, de John Glen, en 1989. En 1995 produjo el corto Submission, protagonizado por Matthew McConaughey, que trata sobre un negocio de drogas en el cuarto de un hotel y fue exhibido en el Festival de Cine de Venecia y en el de Puerto Rico en 1999, recibiendo en ambos excelentes críticas.

 

Posteriormente, trabajó en Extraño vínculo de sangre, dirigida por Sean Penn, Cristóbal Colón: el descubrimiento, junto a Marlon Brando, Huevos de oro, de Bigas Luna o Sin miedo a la vida, de Peter Weir, interpretando al desesperado marido de Rosie Pérez.

 

En 1995, se le reconoció con un premio importante (mejor secundario en los Independent Spirit Awards) por su papel de Fenster en Sospechosos habituales, de Bryan Singer, personaje que en principio era bastante soso, pero que ganó en matices con la casi incomprensible verborrea, que fue una improvisación que se le ocurrió al propio actor. Al director le pareció bien, y cuando el resto del reparto empezó a quejarse de que ni ellos lo entendían, éste contestó: "Que decida la audiencia". Por eso, a lo largo de la película los personajes suelen preguntarle a Fenster, "¿Qué has dicho?".

 

En 1997 repetiría ganando otro premio de nuevo en los Independent Spirit Awards y en la misma categoría por su retrato de Benny Dalmau en Basquiat.

 

Ese mismo año se metió en la piel de un jugador de baseball bajo las órdenes de Tony Scott y junto a Robert De Niro en la película Fanático. En 1997 apareció en la comedia Exceso de equipaje, junto a Alicia Silverstone (con la que estuvo liado) y Christopher Walken.

 

Su siguiente película fue Miedo y asco en las Vegas, de Terry Gilliam, que muestra de manera desgarrada el cambio sociocultural de la sociedad americana tras la guerra de Vietnam y la eclosión de las drogas como vehículo de evasión. La película cuenta el viaje de liberación y degradación humana de Raoul Duke (Johnny Depp) y su histriónico abogado, el Dr. Gonzo (Benicio del Toro) hacia Las Vegas, filmado al estilo road - movie. Su objetivo es desmadrar todo lo posible por medio de un maletín que contiene todas las drogas existentes, algunas de ellas realmente potentes. La película consiguió muy buenas críticas.

 

El cambio de milenio le sentó bien a Benicio, que en el 2000 apareció en dos grandes películas: Snatch. Cerdos y Diamantes, de Guy Ritchie, y Traffic, de Steven Soderbergh, por la que recibió el Globo de Oro y el Oscar en la categoría de mejor actor de reparto. Traffic narra varias historias cruzadas con un punto en común: el narcotráfico. Michael Douglas es un importante juez anti - droga con problemas con su hija toxicómana. Catherine Zeta - Jones es la desesperada mujer de un adinerado hombre de la alta sociedad acusado de traficar con estupefacientes, y Benicio del Toro es un policía mexicano que ayuda al ejército a desenmascarar un cártel de narcos.

 

Su siguiente película comercial fue La presa (Hunted), de William Friedkin, en el 2002. En ella, Benicio es un antiguo soldado del ejército americano destinado a Kosovo, al que se le va la pinza y empieza a degollar cazadores en un bosque de Oregón. Para apresarle, recurren a su antiguo instructor militar, que no es otro que Tommy Lee Jones.

 

Finalmente, en el 2003, llega el hito. El peliculón. 21 Gramos, de González Iñárritu, ese hombre que me tiene enamorada, sorprendida, con el corazón en un puño. Es la película que más me ha gustado de él hasta ahora. Después iría Babel, y luego Amores perros. Sin embargo, es muy difícil escoger y las tres son tres verdaderas joyitas de la corona. Pero es que en esta sale Benicio. Y Sean Penn. Y vaya dos papelones que hacen estos señores. No digo más, porque como con El truco final, me dedicaré a ella en una entrada exclusiva, como la ocasión merece, más adelante. Sólo decir que por su excepcional interpretación, Benicio del Toro volvió a ser nominado como mejor actor de reparto en los Oscar, aunque no se llevó el galardón, que finalmente le fue otorgado a Tim Robbins por Mystic River (no me quejo. Peliculón y actorazo).

 

En 2005, un irreconocible Benicio del Toro apareció en la adaptación del cómic de Frank Miller, Sin City, dirigida por Robert Rodríguez con la colaboración de Tarantino y el propio Frank Miller. Su papel es de Jackie Boy, un poli corrupto que atormenta a Shellie (Brittany Murphie).

 

Benicio del Toro no se conforma con su faceta de actor. En 2008 se estrenará The rum diary, dirigida por él mismo en su debut como director, y que contará en su reparto con Johnny Depp, Josh Hartnett y Nick Nolte. Está basada en una novela de Hunter S. Thompson. La acción se desarrolla en el Caribe de los 50, y cuenta la vida de un periodista alcohólico en la ciudad puertorriqueña de San Juan, inmersa en una convulsa inestabilidad política.

 

También pendientes de estreno están Che, de Soderbergh (he visto fotos y la caracterización es impresionante. Me MUERO por verla), Things we lost in fire, de Susanne Bier, y Where the wild things are, de Spike Jonce. En un proyecto futuro, Benicio interpretará al hombre lobo en The Wolfman, de Mark Romanek.

 

Este puertorriqueño ha demostrado ser uno de los actores más prometedores de su generación. Su gran personalidad queda patente en todos los papeles que interpreta. Dicen que sus más allegados le apodan "Buenicio" por su carácter humilde y bonachón. También se rumorea que salvó a Penélope Cruz y a su madre de un ascensor averiado en Cannes (quién estuviera dentro de dicho ascensor para ser salvada por tamaño galán).

 

Ama la música latina, leer, pintar, el jazz y a George Harrison. Declara que los directores que más le han influído son Julian Schnabel, John Huston y Martin Scorsese, y que idolatra a actores como Robert De Niro, Al Pacino, Eddie Murphy y John Malkovich. 

 

Se le ha comparado con Marlon Brando. Para mí, es un Brad Pitt moreno y desmejorado. Después de Al Pacino (Al, eres inimitable), es mi actor favorito. Un verdadero alegato viviente en contra de todos los niños guapos e insustanciales. Un hombre de verdad. Un actor like the cup of a pine. Benicio, I love you.

 

Besos puertorriqueños,

Gilda.

Comentarios

holaaaaaa! algun fanatico de benicio del toro que vio la pelicula exceso de equipaje, me poria ayudar contandome como se llama la cancion que usaron en la pelicula. pasa casi a la mitad de la pelicula cuando se escapan me encanto pero no se quien canta ni el titulo de la cancion. enterita pasan por favor si alguien sabe respondan siiiiiiiiii.... me muero x esa cancion!!!!

Añadir un Comentario: